Todo es igualmente importante: Miriam Cahn

[ read in English ]

“Cada dibujo, cada apunte, cada movimiento, cada gesto es igual de importante que el resto, desde los pequeños dibujos hasta los trabajos más grandes; un árbol es igual de importante que una bomba atómica, los pensamientos igual de importantes que los sentimientos”.

Miriam Cahn

Miriam Cahn (1949, Basilea, Suiza) pinta aquello que sucede a su alrededor y, gracias a su personal forma de ver el mundo, nos transmite la esencia de su manera de sentir y estar sobre la tierra a través de sus dibujos, pinturas, fotografías, grabados y performances. Ellos son su voz.

La artista actúa como comisaria invitada y elige, coloca y distribuye su obra en sus exposiciones. Exposiciones con las que denuncia lo que le duele, aquello que sueña, lo que le conmueve: la guerra, el refugiado, la violencia, la sexualidad, la mujer, la naturaleza, la familia, la muerte. En sus dibujos y pinturas sus figuras están colocadas a la altura del observador; su piel se presenta con toda luminosidad y con el rostro de manera esquemática. Y así nos miran, enfrentándose directamente a los ojos.

El arte es movimiento

La artista se comunica usando su cuerpo entero como impulsor de su expresión artística. Su cuerpo es el centro de su obra y sus manos su “herramienta para pensar”. Dibujar es para ella una forma directa de comunicación, algo así como escribir o pensar en movimiento. Empezó con dibujos a lápiz y después los fue desarrollando y dirigiéndose hacia grandes formatos, convirtiendo el acto de dibujar en un acto performance al usar todo su cuerpo y entrar en una especie de éxtasis, donde interviene con todo su ser. Sus propios límites son los que la guían, colocando al cuerpo y su sabiduría por delante de la lógica estructura mental. 

Cahn cuestiona una forma antigua y tradicional de hacer las cosas impuesta por una sociedad dominada por una estructura patriarcal, reclamando la importancia en el arte del sentir frente a la razón. Para la artista lo importante no es lo gráfico o lo pictórico, sino el resultado. En su obra no existe el boceto como tal, ni tampoco el cuadro entendido de forma habitual. Desde un lenguaje directo, sin complicaciones, sus dibujos y sus óleos son puro gesto, pura expresión directa de sus emociones, de todo aquello que le mueve por dentro y quiere contarnos.

La voz de Miriam Cahn 

Sus obras delatan un mundo de violencia y fragilidad en continuo y salvaje cambio. Espacios y artilugios para la guerra, espacios arquitectónicos, sueños, mujeres guerreras, vaginas, refugiados desarraigados cargando con sus maletas, soldados y puños, perros, hombres con sus genitales al descubierto, flores, pájaros, mujeres que se transforman en animales o plantas. Le impresiona tremendamente la situación de fragilidad de los más desprotegidos, los niños, las mujeres y en especial le preocupan los refugiados que tienen que huir de los horrores de la guerra con lo puesto y una pequeña maleta en la que llevan apenas algunos recuerdos. Denuncia a través de su obra la gran preocupación que le causa la guerra de los Balcanes, demasiado cerca. ¿Quién será el siguiente que tenga que arrastrar su “equipaje” y buscar una vida mejor huyendo de la violencia, el hambre y la desesperación? Ver caer al que está al lado produce vértigo, te hace sentir la falta de seguridad en la que vivimos, una seguridad aparente y falsa. ¿Qué hay de seguro en las vueltas de la vida y en este mundo frágil?

Con una increíble economía de medios, un carboncillo y enormes láminas de papel que después pliega para transportarlas, en sus obras no sobra nada. Con apenas cuatro colores, consigue en sus pinturas unos tonos resplandecientes, rojos, azules, amarillos, naranjas y verdes, propios de los seres vivos, de las plantas, de las flores, de la naturaleza. Para Cahn lo realmente importante es la experiencia de cada línea, de cada pincelada, la razón de su expresión artística, en un fluir continuo a través del cual pretende romper con la tradición en el mundo del arte y con todo lo que ha visto hasta ahora.

Exposición: Miriam Cahn todo es igualmente importante en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofia del 5 de junio al 14 de octubre.

Comisariado: Ana Ara y Fernando López.

Fotografía: Oscar Rivilla

Música: Dr Symptosizer

Edición: Alexis en Cursiva Comunicación

Dirección de arte: Oscar Rivilla y Carolina Verd

Moda:

Foto principal: Cubasquero rojo de Rains; traje de baño rojo de Champion cortesía de Globally.

Foto 2: camiseta roja y pantalón rojo de Champion cortesía de Globally.

Foto 3: vestido azul de Maje; chubasquero de Champion cortesía de Globally.

Foto 4: falda azul de Champion; chaqueta de Diadora cortesía de Globally.

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s