Giacometti y la búsqueda sobre la esencia del mundo

 

|read in English|

Actualmente, y hasta el día 6 de mayo, se puede visitar en Madrid la exposición Derain, Balthus, Giacometti. Una amistad entre artistas” en la Fundación MAPFRE. Los tres artistas comparten modelos, marchantes, relaciones y, sobre todo, conversaciones en las que intentan dar respuesta a las interrogantes que les plantean sus inquietudes artísticas. En esta exposición entendemos que un artista no está solo en su búsqueda de la esencia del mundo.

bodypaint y boceto

Alberto Giacometti

Cuando el escultor y pintor suizo (1901-1966) habla de su obra, dice “En mi trabajo nunca pensé ni nunca pienso en el tema de la soledad. Cierto es que son muchos los que insisten en ese punto, habrá sin dudas alguna razón; a mí, sin embargo, me resulta difícil decir si la indicación es cierta o falsa. Pero de todos modos, es verdad que de mi parte no existe el propósito de ser un artista solitario, ni siquiera hay una tendencia a ello. Precisamente, debo agregar que como intelectual, como ciudadano, pienso que la vida es lo opuesto de la soledad, porque importa justamente un tejido de relaciones con los demás. La sociedad en la que vivimos, aquí en Occidente, me impone una condición, la de realizar una búsqueda en cierto modo solitaria. Ha sido para mí muy duro realizar durante largos años un trabajo que no servía, un trabajo al margen de la sociedad (pero no al margen de la humanidad espero). Una condición solitaria de búsqueda no está, necesariamente ligada a una poética de la soledad”. Un artista nunca está aislado, pues su búsqueda es el resultado de la suma de búsquedas de respuestas sobre la esencia del mundo anteriores a él y camina en paralelo con las búsquedas de esta esencia de los hombres de su tiempo.

carolina verd dorada

Arte para comunicarse con el mundo

Giacometti usa el arte para esclarecer las respuestas a sus preguntas existenciales, como forma de comunicar sus inquietudes con el mundo con un lenguaje propio. Las resoluciones son diferentes y se van transformando a lo largo de su vida, pero el tema suele ser recurrente: la figura humana, y más específicamente la cabeza. “Desde siempre la escultura, la pintura o el dibujo han sido para mí medios para comprender mi propia visión del mundo exterior, y sobre todo del rostro y del conjunto del ser humano. O, dicho de una forma más sencilla, de mis semejantes, y sobre todo de aquellos que, por un motivo y otro, están más cerca de mí. La realidad nunca ha sido para mí un pretexto para crear obras de arte, sino el arte un medio necesario para darme un poco más cuenta de lo que veo”.

Giacometti nos habla de sus intereses filosóficos: percepción, aislamiento y ansiedad, y lo hace a través de sus esculturas: figuras alargadas que parecen estar desintegrándose pero que siguen en pie, en una marcha solitaria, en un medio hostil, parecen estar deshaciéndose, pero siguen dignamente erguidas, manteniéndose firmes aunque parecen no poder levantar sus pesados pies. Lo hace también a través de sus retratos, que siempre dan la sensación de no estar acabados, y que repite y redibuja, borra y vuelve a pintar.

carolina verd escultura de bronce

Arte como necesidad

“Ciertamente, practico la pintura y la escultura, y esto, desde la primera vez que dibujé o pinté, para morder la realidad, para defenderme, para alimentarme, para crecer; crecer para atacar mejor, para agarrarme con uñas y dientes, para avanzar lo más posible en todos los planos, en todas las direcciones, para defenderme del hambre, del frío de la muerte, para ser lo más libre posible; lo más libre posible para intentar con los medios que hoy me son más propios ver mejor, comprender mejor lo que me rodea, comprender mejor para ser lo más libre posible, crecer lo más posible, para gastar, para entregarme al máximo a lo que hago, para correr mi aventura, para descubrir nuevos mundos, para hacer mi guerra, por placer, por satisfacción, por el placer de ganar y de perder”. Giacometti posee una pureza que le distingue del resto de los artistas, tanto en el proceso como en el resultado. Esta pureza la sentimos cuando observamos una de sus figuras: parecen tener vida, parecen tener corazón y hablar de la dignidad y la condición humana que necesita aseverar su existencia en un inmenso universo que parece inclinado a su propia destrucción.

Giacometti para mí

El workshop sobre Giacometti va a ser muy especial, ¡os va a sorprender! Va a tener unos ingredientes muy interesantes, os contaré todo sobre ello a mediados de este mes en redes sociales.

Fotografía: Oscar Rivilla
Diseño conceptual: Carolina Verd
Maquillaje y peluquería:
Patricia Martí DonoghueMarina H
Joyas: Catalina D´Anglade colección New York

 

2 Comments

  1. Presentación sencilla y cercana de Giacometti. Y, sin embargo, esforzada y transformadora por lo que parece fue la dura sesión de pasar por embadurnarse…
    Gracias a Carolina & Co.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s